Rutina diaria matutina

Rutina diaria matutina

Con el paso de los años, nuestra piel va necesitando más y más mimitos para lucir radiante y fresca durante todo el día. A partir de los veinte, nos suelen entrar una gran necesidad de cuidarla pero es, llegando a los treinta, cuando nos tenemos que plantear cuidarla de verdad. Existen diversos tratamientos faciales dependiendo de nuestro tipo de piel, de nuestras necesidades e incluso, dependiendo de nuestro bolsillo, por eso hay que saber elegir bien y, sobre todo, aplicarlos bien para conseguir el efecto que estamos buscando. De nada nos va a servir utilizar una crema específica para la piel grasa, por ejemplo, muy cara, si antes de aplicarla no preparamos la piel para su correcta absorción.

Durante todo el día la polución, el humo de los coches, del tabaco, la grasita que segregamos,… todo esto se va depositando en nuestra piel creando diferentes capas que nos obstruyen los poros e impiden que penetren los productos de tratamiento correctamente.

Desde Chocolate Azul, te proponemos una rutina mañanera que te ayudará a tratar la piel según sus exigencias a la vez que la protegerás de los agentes externos.

Lo primero que tenemos que hacer es, nada más levantarnos, lavarnos la cara con un gel limpiador o un mousse limpiador y agua tibia. Existen en el mercado diferentes marcas y diferentes geles según nuestro tipo de piel, sólo tenemos que encontrar el que mejor nos venga. Después de secarnos muy bien la cara, humedeceremos un algodón con tónico y lo aplicaremos a toquecitos por todo el rostro. Con esto terminaremos de limpiar bien la piel y la prepararemos para que absorba nuestro tratamiento.

Si tenemos la piel sensible, la piel extremadamente seca o con muchas arrugas, a continuación, podemos utilizar un sérum de tratamiento que siempre aplicaremos antes de nuestra crema hidratante de día. La crema hidratante, potenciará los activos del sérum a la par que aportará la hidratación necesaria para nuestra piel.

Se aconseja que utilicemos  una crema hidratante o un maquillaje con factor de protección solar. Si nuestros productos no cumplen esto, inmediatamente después de nuestra crema hidratante, podemos aplicarnos una crema protectora o una prebase de maquillaje con lo que conseguiremos una película que cubra nuestra piel y la proteja del sol y de los agentes externos.

Con todo esto, estamos list@s para maquillarnos y salir a la calle sin problema alguno.

Y tú, ¿Sigues alguna rutina mañanera? Esperamos tus comentarios 😉

#cuidados faciales
  • https://twitter.com/Dreamymoon91 Cristina

    Genial el post!!una sugerencia… unas fotos como recomendacion de algún producto low cost para esos tipos de pieles al lado hubiera estado genial! 😉

    • Belén

      Gracias, no te pierdas el de la rutina de noche, besos!!

  • http://ayesitamakeup.blogspot.com.es/ Rocío Ayesa

    Muchas gracias por la aportación, veremos que se puede hacer para la próxima vez 😉